Como respirar cuando tienes ansiedad puede ser la diferencia entre superar un pequeño bache puntual a pasar un mal rato. A la mayoría, en alguna ocasión por las circunstancias de la vida las emociones nos superan y nuestras reacciones a ellas son imprevisibles.

como respirar cuando tienes ansiedad

Las emociones son como guías que nos indican y nos empujan a la acción en una mayoría de situaciones. Cuando dejamos que las emociones tomen el control, podemos llegar a sentirnos acorralados psicológica y emocionalmente, intensificamos nuestra forma de reaccionar, lo que puede llegar a influir en nuestra autoestima, disminuyendo la seguridad que exponemos en nosotros mismos.

Conseguir un equilibro emocional sano es un proceso de práctica, esfuerzo y entrenamiento.

Imagina que subes a una montaña rusa todos los días, para descargar tus emociones y sentirte motivado. Puede ser que en el mismo momento te siente bien la intensidad emocional, pero después es posible que acabes agotado de tanta subida y bajada emocional. Lo más seguro es que termines confusos y desconcertados, poniendo en cuestión todos los proyectos de tu vida.

No sabemos lo que queremos y aún así somos responsables de lo somos, eso es un hecho.

(Jean Paul Sartre)

Como respirar cuando tienes ansiedad marca la diferencia.

No siempre nos superan las emociones.

No siempre nos superan las emociones por casos dramáticos o exagerados. Hay ocasiones que necesitamos sentir y expresar las emociones intensamente para liberar tensiones y desahogarnos. 

Como respirar cuando tienes ansiedad 1

Pero quizás necesitas expresar las emociones intensamente para sentirte vivo. La superación emocional en ocasiones va unido con la exageración y el dramatismo. Pero esto, no tiene por qué ser así. Puede que tu manera de sentir las emociones y expresarlas sea muy intensa o que no sepas o puedas hacerlo de otra manera.

La emoción intensa se ha relacionado también con personas altamente sensibles con una gran capacidad y empatía para ponerse en el lugar de los demás. Las personas a quien todo les afecta de una forma intensa, pueden llegar a experimentar sentimiento de culpa o autoexigencia. Tienes que pensar que gestionar tus emociones para no sentir que te sobrepasan todo el tiempo no es nada fácil.

Las emociones son como tormentas y nos dan información.

Las emociones son información que nos da nuestro cerebro ante determinadas situaciones, dándonos una respuesta emocional para que intentemos superar la situación que tengamos en ese determinado momento.

Las emociones son necesarias y validas, para tu desarrollo personal, todas tienen una función de adaptación. Las emociones no son ni buenas ni malas, ni la forma de sentirlas tampoco. Permitirte sentirlas todas es muy importante y encontrar la forma de que te sean más llevaderas.

Por muy intensas que sean las emociones, si las dejas salir se van. Las emociones son como tormentas, van y vienen, pero lo importante es que no dejes que te inunden ni te arrastren, para que eso no pase intenta encontrar la manera más sana para dejar que se expresen.

<<La capacidad de expresar los propios sentimientos constituye una habilidad social fundamental>>

(Daniel Goleman)

Cambia tus emociones con la respiración

La respiración es la base que mantiene todas nuestras emociones, Dependiendo como respiremos, sentimos la emoción con una intensidad u otra, incluso puede llegar a condicionar una emoción predominante en nosotros.

Cuando tu respiración es agitada y acelerada, puedes llegar a conectar con el estrés, la ansiedad, el enojo o furia y sentir que pueden llegar a causarte falta el aire, por ejemplo.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es hiperventilar.jpg

Pero, si tu respiración es profunda, pausada y centrada en expulsar más aire del que entra por tu nariz, ya que afecta de forma positiva a nuestro sistema nervioso, calmando y relajando nuestra mente y el cuerpo,combatiendo el estrés y la ansiedad.

 Otra información que te puede interesar :

Mantras para meditar 2020

Meditar para dormir bien en 10 minutos

Como gestionar la ira