Ser consciente de qué estás haciendo y dónde estás , sin volverte demasiado reactivo o abrumado por lo que sucede a tu alrededor necesita de práctica y eso es lo que nos ofrece el Mindfulness .

La atención plena es una cualidad natural que todos tenemos, lo único es que se nos olvida, así de claro y fácil. El día tiene 24 horas y lo mejor es que en cualquier momento podemos desconectar unos minutos y sentirnos mucho mejor para afrontar lo que la vida nos quiera ofrecer. Cuando practicamos la atención plena , practicamos el arte de crear espacio para nosotros.

mindfulness

Lo que necesitas saber antes de practicar Mindfulness:

  1. No necesitas comprar nada. Puedes practicar en cualquier lugar, todo lo que necesitas es dedicar un poco de tiempo todos los días.
  2. No hay forma de calmar tu mente. Todo lo que debes intentar hacer es prestar atención al momento presente, sin juzgar. Suena fácil, ¿verdad?.
  3. Tu mente irá a tope. Si te digo que no pienses en elefantes seguramente pienses en elefantes, la mente es así y más una mente sin entrenamiento, así que si aparecen pensamientos les damos los buenos días y que se vayan cuando gusten, nuestra tarea es la respiración y la observación de nuestro cuerpo.
  4. Tu cerebro intentará juzgar todo.  Esto es muy importante, debemos dejar los prejuicios, el látigo y todo fuera y dejar que la mente se exprese sin miedo, esto nos ayudará a conocernos mucho mejor.
  5. Se trata de volver su atención al momento presente.  Así de fácil y no tan fácil a la vez, pero con práctica todo se puede, ya sabes a tu a la respiración, a tu cuerpo y al presente, cuando te pilles en el pasado o en el futuro vuelves al presente, así de fácil, sin más drama, no pasa nada si nos hemos ido al pasado o estábamos pensando en otra cosa, volvemos al presente, recuperamos el control de nuestra respiración y volvemos a escanear nuestro cuerpo, relajando las partes tensas poco a poco.

Cómo practicar la atención plena

Si bien la atención plena puede parecer simple, requiere de un tiempo para cogerle el ritmo al asunto. El verdadero trabajo empieza en realizarlo todos los días.

mindfulness

Mindfulness en 5 minutos

  1. Toma asiento. Si es un lugar silencioso mejor, si es un lugar tranquilo mejor aún, pero sobretodo que el asiento sea cómodo.
  2. Establece un límite de tiempo.  Usa una cuenta atrás o una alarma para que no tengas que estar pendiente del reloj.
  3. Fíjate en tu cuerpo. Empezamos buscando desde los pies a la cabeza partes de nuestro cuerpo que estén en tensión, poco a poco, sin prisas.
  4. Controla tu respiración. Ya sabemos que el cuerpo se encarga de respirar pero en tus meditaciones eres quién debe de hacerlo, debe ser pausada, tranquila, placentera, que nos aporte paz, la sensación de control sobre nosotros mismos.
  5. Observe cuando su mente ha vagado.  Es imposible parar la mente, pero si podemos saber cuando se está desconcentrando, somos sus vigilantes.
  6. Sé amable con tu mente . Ni le des presión por los mil millones de pensamientos que te ofrece en tus sesiones de meditación ni por nada, le falta entrenamiento como a ti, pero como tu está deseando cogerle el punto a esto y ser un pedazo de equipo contigo.

Lo más importante es empezar, probar y cada día será más fácil, como todo en la vida.

ENTRADAS RECIENTES