Aprender a educar sin gritos

Aprender a educar sin gritos conlleva paciencia pero aunque a veces cueste a los niños hay que educarles con amor y respeto, sin severidad para que crezcan alegres, respetuosos y justos con los demás. De esta forma seguiran las normas por ser justos y no por miedo.

Aprender a educar sin gritos

Las pautas educativas conductuales nunca condicionan el amor de los padres hacia los hijos. Esto les permite sentirse queridos, incluso si los padres intentan modificar una conducta incorrecta.

aprender a educar sin gritos

La severidad en la crianza y educación no garantiza el éxito, como mucha gente piensa. La obediencia por una disciplina severa y rígida tiene consecuencias como el miedo y la inseguridad.

En ocasiones nos produce curiosidad <<el niño dócil, obediente y tranquilo en todo momento y lo asociamos con algo deseado por gran parte de las familias que tienen hijos más rebeldes y desobedientes.

Pero en ocasiones, la baja autoestima y la infelicidad están detrás del niño dócil. El niño a quien se le ponen tantos muros, que termina sintiéndose encerrado en una cárcel severa que le impide ser él mismo.

De esta manera frenamos e impedimos su desarrollo psicológico y crecimiento personal, dando forma a mentes inseguras incapaces de tomar iniciativas esperando que sean otros quienes les digan qué pueden y qué no hacer en cada momento.

El niño que no tiene impedimentos ni muros para, explorar, tocar, reír, se comunica con seguridad y confianza, es un niño feliz.

Es importante a la hora de elegir el tipo de crianza y educación que queremos para nuestros hijos, optar por aquella que le permita crecer, vivir y convivir con integridad y respeto en el mundo que le rodea, con felicidad y la capacidad de proporcionarla.

Reflexiona sobre las siguientes pautas.

Educar con severidad

Todos deseamos tener niños obedientes, con una actitud solícita y que acaten las normas establecidas para ellos.

Sin olvidar ni descuidar que dichos comportamientos tienen que armonizar con otros más.

El niño debe entender para comprende lo que se espera de él en cada momento y por qué debe cumplir las normas y reglas.

Yo obedezco a mamá cuando me explica las cosas y entiendo que ella quiere lo mejor para mí. Recojo mi habitación cada día porque debo mantener mi espacio ordenado.
Cuando otros hablan guardo silencio con respeto para poder escuchar y entender de que hablan.

Obedecer por miedo o temor por cada error o un acto poco adecuado a ser castigado con reproches y severidad no desarrollaran su personalidad sino el miedo y la rabia, hacia sus padres, algo insano psicológicamente para los niños. En la educación la psicología conductista no funciona siempre.

A continuación te lo explicamos detalladamente.

La infelicidad, consecuencia de la educación severa

Todo lo que sucede en la primera infancia, periodo desde los primeros meses de vida y los 7 años será de gran importancia y clave para su posterior crecimiento y desarrollo personal.

aprende a educar a tus hijos

Algo que todo padre desea es que obedezca cuando le pidamos a un niño que haga algo.

Para que de esta manera el niño se vaya integrando en las dinámicas de las normas familiares establecidas.

Pero los niños siempre desean ir más allá de esos límites establecidos, se atreven a probarse a sí mismos y a nosotros también.

Si cada vez que se atreven a saltarse esos límites y normas, la reacción de los padres es el castigo severo, con gritos y reproches despreciativos, estaremos alimentando su rabia.

Los niños pueden llegar a reaccionar de dos formas.

Tener una actitud más desafiante o encerrándose en sí mismos mientras alimentan su rabia y frustración hacia los padres.

El miedo no es el mejor compañero para un niño en la primera etapa de su infancia. El miedo destruye su autoestima, ocasionando un estado de estrés intenso mental en un cerebro infantil que todavía se está desarrollando.

La crianza y educación severa basada en el castigo, afecta a los niños de forma que, buscan el reconocimiento fuera del ámbito familiar. Convirtiéndose en personas indecisas e inseguras.

educar a tus hijios con respeto

Todo niño que descubre el mundo a través de la enseñanza severa de su familia crece con miedo y con infelicidad.

Si las personas que más me deben querer y respetar me producen miedo e infelicidad, siento que debo defenderme.

Educar con amor y en el respeto

La educación y crianza basada en el respeto es enseñar al niño explicándole lo que se espera de él en cada momento. De esta forma se favorece que sea él mismo, libre para explorar el mundo aprendiendo con seguridad y confianza junto a los padres.

En la educación con amor, con argumentos, con voz calmada y cercana para que el niño nos entienda y comprenda, los gritos y la severidad no son necesarios.

Cuando educamos con amor conseguimos niños obedientes. Para ello es necesario saber escucharles. Atender cuáles son sus pensamientos y en función de ellos, sugerir, explicar, aclarar y guiar.

Sí deseas tener niños perfectos es posible que les des una educación llena de normas severas que les harán infelices. Lo aconsejable es criar y educar con amor y en el respeto niños felices que crecen conociendo y comprendiendo las normas de la familia y de la sociedad.

Educar con amor y respeto es escuchar la voz de los niños. Si nos centramos en castigar, reprochar, criticar y señala sólo lo que hacen mal, estás educando a niños sin empatía ni asertividad.

Cuando los niños se portan de forma poco correcta, hay que explicarles con fundamento y palabras claras para que entiendan su mal comportamiento y que puedan corregirlo y hacerlo bien. En vez de usar la severidad y el castigo.

Hay que tener en cuenta que no es sano exigir en exceso. Sólo sí quieres tener niños perfectos, obedientes, sumisos y sin voz.

Sí, antes de sancionar aprendes a conectar con tus hijos. Entenderás sus necesidades y talentos naturales, así se sentirán más seguros cuando quieran lograr lo que les haga felices y lo guiarás mejor en la crianza y educación del día a día de su vida, guíale con sugerencias sobre lo que el quiere y según sus capacidades lo que puede hacer

Otra información que te puede interesar :

Como respirar cuando tienes ansiedad

Cómo practicar la atención plena

Meditar para dormir bien en 10 minutos

Deja un comentario